Andalusian-Soul-Malaga

 

MÁLAGA

 

CIUDAD GENIAL

Pez Malaga

Málaga dispone de una cocina de altísimo nivel, que ha sabido mezclar la sierra y el mar en sus platos. Todos los productos de los que dispone la ciudad combinan la tradición y la vanguardia, la imagen de calidad y la naturalidad, que hacen que la cocina malagueña se distinga como una de las más destacadas del país.

Tales éxitos no son más que un reflejo de la calidad de nuestra dieta, declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. En Málaga han surgido destacados cocineros, algunos de los cuales, como Dani García o José Carlos García, galardonados con la estrella Michelín.

En una ciudad de poco más de 550.000 habitantes se concentran casi 4.000 establecimientos de hostelería, de los que más de mil son restaurantes, lo que ofrece una ligera idea de que en que Málaga la gastronomía se ha convertido en todo un arte.

El buen clima del que presume la ciudad ha fomentado, además, lo que es toda una tradición entre los malagueños: salir a las calles a tomar una tapa junto a un buen vino o una caña de cerveza. Fruto de esta costumbre creció un gran número de bodegas y tabernas, en cuyas terrazas malagueños y visitantes simplemente disfrutan de la vida.

El tapeo es una fórmula sabia de probar de todo, o casi todo, y no por gula sino, digamos, por curiosidad culinaria.

Como plato tradicional de la cocina mediterránea, el pescaíto frito es uno de los grandes atractivos gastronómicos del litoral malagueño. Típico de chiringuitos, bares y terrazas, su demanda se dispara en las temporadas de sol y playa. El pescado idóneo para la fritura ha de reunir unas características esenciales, características que cumple a la perfección la especie estrella de la fritura: el boquerón malagueño.

Vinos Malaga

Y junto a la fritura, otra obra maestra de la gastronomía malagueña: el espeto, la forma tradicional de comer las sardinas en Málaga. Las sardinas, clavadas –o espetadas- en una caña, son puestas al fuego, lo que les ofrece un sabor especial y único.

Espetos, málaga